Páginas vistas en total

sábado, 19 de junio de 2010

La muerte viene del cielo

Una ley dice que se puede fumigar a 3000 metros si es por aire y a 500 metros si es terrestre. La Comisión de MedioAmbiente de San Fe votó el 10 de junio acercarla por excepción a 300 metros la terrestre. Sin embargo por intereses lesivos al resto, la Comisión de las chicas glifosato de Agricultura y Ganadería la acerca aún más. Para las chicas camperas 100 metros es suficiente. Muy lindas palabra para el sistema métrico que es ni más ni menos que la renta maximizada y el olvido de la ley donde quedan dudas si 500 es el muro imaginario que se respete en un macondo del veneno Mundo de desigualdades y discursos de ciencia ficción. Mientras los eco-mojarritas sueñan con ser del tamaño de un cachalote, los eco-tiburones, en cambio, viajan a cumbres internacionales cual “botineras del medioambiente”. Los eco-negocios dan para todo, hasta se parecen en cierto modo a los agro-negocios criticados. Científicos internacionales expertos en clima, declaran en “The Times” que la cumbre de cambio climático “no será más que un repaso de la evidencia científica sobre la necesidad de controlar las emisiones de gases invernadero, declaraciones de buenas intenciones, foto de familia y nada más”. Ninguno de ellos puede ubicar en el globo terráqueo un lugar llamado Santa Fe. Allí la realidad supera al discurso edulcorado y alarmista de las cumbres que poco importan. Ahí vive y sufre gente. En uno de esos lugares, donde ni el Google Earth llega con su mirada microscópica, los humildes habitantes observan sobre sus cabezas una avioneta fumigando. Es cosa habitual en la Colonia aborigen mocoví “Rahaclaglaté”, del Paraje La Lola, Santa Fe, donde como en otros tantos lugares del país, el negocio de la soja no descansa ni respeta horarios ni feriados. Es un día domingo como cualquier domingo. Dos días antes, el productor llegó hasta esa gente y les dio un aviso con ribetes macabros: “Que encierren los animales porque iban a fumigar y que si se morían se pagaban”. Acá todo tiene un valor, menos la vida. El todo vale es moneda corriente. Ese mismo domingo 29 de noviembre, en horas de la tarde, el equipo de basquet de Reconquista volvía desde San Javier por la Ruta 1.Tuvieron que detener el colectivo tres veces porque pasaban las aviones fumigando. “Pudimos ver 4 aviones que utilizan el pavimento como pista de aterrizaje para carga y descarga de fitosanitarios que están siendo usados por algunos productores. Para el momento de la subida y bajada de los aviones los productores cortan la ruta por su propia cuenta y sin el control de ninguna fuerza de seguridad lo que hace que esta actividad se transforme en un peligro que se suma al riesgo que tienen los mismos fitosanitarios que usan” relata el periodista Leonardo Rolon de SF Noticias, de Reconquista, quien viajaba con el equipo. Lo que parece un relato alucinado es la realidad, aviones que bajan por su carga en cualquier lugar donde alguien espera y vuelta a volar para tirar veneno a granel. A 20 km de Romang, al sur, en el Paraje llamado “La Cordobesa”, hay un tanque que abastece de nafta y es parada obligada de los aeroaplicadores. Es una escena de un largo capítulo que lleva años y no tiene final a la vista. Todos saben, pero es tiempo de que expliquen, sobre todo de las delirantes decisiones de varios legisladores oficialistas y de otros partidos en cuanto a la distancia que debe haber entre el lugar donde se fumiga y las zonas urbanas. Así lo hizo el diputado provincial Enrique Marín –oriundo de Reconquista y contrario a esas opiniones- al periodista Hernán Agustini que conduce el programa “Radio Urbano”, en Radio Cultural 91.3 de esa ciudad santafecina. Esta es la desgrabación de esa entrevista: Hernan Agustini:- En la provincia de Santa Fe existe una ley que regula la fumigación con agroquímicos. Fue tratada hace algunos meses por la Comisión de Medioambiente de la Cámara de Diputados, se la fue confeccionando y pasó a la Comisión de Asuntos Constitucionales. Estoy con el diputado del Frente Para La Victoria (FPV), Enrique Marin, para dialogar sobre esto porque no se llegó, o no se fue, por el camino que se deseaba, la Comisión de Medioambiente, sobre todo lo que es el bloque de diputados del FPV. Leer más en http://www.medioymedio.com.ar/nacionales/1330-la-muerte-viene-del-cielo.html

No hay comentarios: